Biblioteca

IES Los Manantiales, Torremolinos (Málaga)

Concurso literario "Platero y tú"

platero 2

Como ya anunciamos, una de las actividades a celebrar entre los actos en homenaje a Platero, estaba el concurso Platero y tú, donde los participantes debían añadir, siguiendo el estilo y el espíritu de Juan Ramón, un capítulo a su obra más universal.

Se convocaron dos premios: uno para Bachillerato y otro para la E.S.O. De los trabajos entregados, muchos de una gran calidad, el jurado se decantó por los dos trabajos que aquí os dejamos. ¡Enhorabuena a ambos!

DANIEL BARRIONUEVO VALLEJO GANADOR DEL CONCURSO DE E.S.O

La Oscuridad

¡Qué bonitos los campos de Moguer repletos de aquellos cardos que tanto te gustan! Ten cuidado, Platero, no te los comas todos. Como fluye, cristalina, el agua del arroyo al que llaman de Montemayor.

Pero aquel día, sin embargo, no fue un día cualquiera. De repente, las nubes se tiñeron de negro, la oscuridad se apoderó de todo y comenzó un espectáculo de luces y sonidos digno de ver...¿Te acuerdas cómo corrías asustado al no saber qué eran aquellos cristales helados que caían del cielo?

Aquella noche no te quisiste separar de mí en aquel pequeño establo donde pasamos la noche. Me di cuenta de lo aterciopelado y mullido que era tu pelo. Comprendí que me necesitabas tanto como yo a ti.

A la mañana siguiente, los cristales se habían convertido en el lago donde ahora se relajaban las garzas. El campo dejó de estar cubierto de una alfombra violeta para dar paso a un relieve blanco que anunciaba la primavera, los almendros.

El cansado de su nombre

DSC00021p

---..oOo..---


CRISTÓBAL TEVA GARCÍA GANADOR DE BACHILLERATO

EL JUEGO NOSTÁLJICO*

Nubes de ternura se reflejan en tus negros ojos. Miradas inocentes, pequeñas, infantiles que te tocan con asombro y miedo. ¡No temáis niños! ¡No temas Platero! Tus rebuznos no se distinguen de sus risas tímidas, probo amigo, al igual que tus brinquitos de los saltos del juego. Todos te quieren y adoran cual loba a sus cachorros hambrientos. Te observo, Platero, tan guapo ¡tan bello! entre hojas de oro, rosas y violetas.

Mariposas que jiran* en torno a esbelta imajen* merecen más palabras de amor que las que hoy te escribo. La penumbra rebosante de mi alma no es menor ni siquiera ante ti. Lo siento burrito, tengo en la pena a los azules cielos. Las verdes flores que curioseas con los inocentes las veo tristes. No me extraña, Platero. Quisieran estar contigo tanto como esos niños; como estas manos débiles desean hablarte; tanto como este alma desea tocarte.

No olvides jamás, burrito, este momento de ensueño y juego pues, no olvidaré yo esos tus alegres andares por el mar infinito de olivares.

________________________________
*: Al igual que haría el poeta de Moguer, recuerdo al jurado del concurso la indiferencia de la “j” y “g” en el sonido /x/ (jota) imitando más el estilo juanramoniano

Marlin Nemo

DSC00025p